Facebook Twitter

Blog & Noticias

EL EFECTO COMPUESTO O LA OCTAVA MARAVILLA DEL MUNDO

Darren Hardy, director de la revista “Success” (publicación dedicada a promover patrones de gente exitosa) se preguntaba lo siguiente: ¿Por qué hay gente que es más exitosa que otra si todos nacemos en igualdad de condiciones? 

A mi gusto, se trata de una importante reflexión, pues todos nacemos desnudos, no muy bonitos (¡miente el que encuentre bello a un bebé de pocos días! jeje) e ignorantes respecto de nuestro contexto.

Existiendo esta igualdad de condiciones, los expertos del “éxito” sostienen que la diferencia entre quienes se convierten en exitosos y quienes no, radica en la toma de decisiones que realizamos día a día. En general, no tendría que ver con nuestras  grandes decisiones, sino con las pequeñas elecciones que realizamos a diario.

Por ejemplo, si te dieran a elegir entre recibir un millón de pesos ahora o recibir un peso que se duplicará cada día durante  los próximos 30 días, ¿qué elegirías? Intuitivamente elegiríamos el millón, dado que es algo que se ve tangible, grande, salvador para nuestras finanzas.

Pero lo cierto es que si optáramos por el millón dejaríamos de ganar ¡500 millones! Esto ocurriría por no preferir la opción de duplicar cada día ese peso. ¿Qué rabia, no?

  • Einstein decía que el “interés compuesto” era la octava maravilla del mundo y el ejemplo anterior  nos permite observarlo claramente.

Cuándo a Bill Gates le preguntaron ¿cuál es el animal más peligroso del mundo?, él respondió sin titubear: “el mosquito, ya que es pequeño, mortífero y es uno de los asesinos más pequeños que existen en la naturaleza”.

El juego del millón nos muestra cómo una pequeña decisión puede afectar nuestra vida de manera brutal.  El mosquito representa a las pequeñas cosas que en la vida hacen la diferencia y cómo las pequeñas decisiones nos ayudan a estar en la senda del éxito o, simplemente, nos llevan a una vida de fracaso.

Pero surge una nueva interrogante luego de comprender esto. Si lo de las decisiones y el efecto compuesto resulta tan obvio ¿por qué no lo hacemos y tenemos un entorno lleno de personas exitosas?

Porque se nos pasan por alto algunas precisiones que todos deberíamos conocer respecto a nuestra vida y a cómo gestionar nuestras decisiones cotidianas.

  1. Piensa en el largo plazo: en el momento de tomar una decisión los resultados son invisibles. Si pudieras ver cómo esa hamburguesa del Mc Donalds te esta matando y visualizaras cómo esa decisión impactará tu vida en 20 – 30 años, de seguro no la comerías. Pero debido a que el resultado es invisible, en general no le damos importancia.
  2. Dale importancia a las pequeñas decisiones: cada vez que cambio mi destino con una pequeña decisión, mi trayectoria se mueve solo en un 1 grado. El efecto de mover 1 grado mi ruta si vuelo desde Santiago a Arica me aleja cerca de 200 km de mi destino. Por eso es que cada decisión, por pequeña que sea, no puede alejarme de mi meta, ya que cualquier desvío en la ruta tendrá consecuencias impresionantes.
  3. Olvida las gratificaciones instantáneas: si te hago elegir entre un pie de limón recién horneado que preparó tu mamá y un vaso de agua, ¿qué elegirías? ¡Claramente el pie de limón, porque me reportará una gratificación inmediata! En la cultura occidental somos adictos al placer, por eso las drogas son tan placenteras, representan la gratificación instantánea. El cigarro, la marihuana, el alcohol, ayudan a obtener dopamina de manera inmediata, sin necesariamente tener que esforzarse por obtener felicidad. Debemos entender este concepto, para comprender que las generaciones de hoy en día buscamos placer inmediato.

Jim Rohn, uno de mis mentores en el desarrollo personal, decía la vida te da 2 tipos de sufrimientos y hay que optar por uno de ellos obligatoriamente. El sufrimiento de la disciplina o el sufrimiento del arrepentimiento. Debemos acostumbrarnos al dolor de ser disciplinados, en vez de hacer las cosas que nos generarán consecuencias negativas a largo plazo. Debemos cambiar nuestro cuerpo y mente, y adaptarlas para sacar nuestro máximo potencial. Tenemos que salir de la zona de confort para cada día ser mejores. La ruta del éxito no es fácil, requiere disciplina, persistencia y una mentalidad que quiera hacerlo por sobretodas las cosas. “If you want to have more, you have to become more”.

Que este texto les sirva para decidir en cada momento su camino al éxito.

 

Benjamin Faivovich

Director Ejecutivo Emprendejoven

Emprendejoven
Acerca de Emprendejoven

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar

 

Sobre Nosotros

Somos una empresa socialmente responsable que genera experiencias de aprendizaje en personas y organizaciones de todo tipo, con el fin de desarrollar sus habilidades socioemocionales y elevar sus capacidades y potencial al máximo.

 

Categorías

EJ Mejora Continua